Creencias que limitan a nuestros hijos.

Desde que descubrí lo que es una creencia limitante, ha sido para mí una forma de transformación, identificar una creencia que es tuya y que la traes arraigada en tu ser y el poder observarte, darte cuenta que no es más que eso una creencia y ver de dónde viene, seguramente te la repetían tus padres, maestros y abuelos, seguramente ellos la repetían sin tener consciencia de lo que significaba, sin saber si era real, sin indagar si solo eran mitos, o si solo eran emociones tapadas con otro nombre, para tapar la emoción original, o  si esa creencia la invento alguien porque le convenía que sus hijos creyeran eso, pero no porque tuviera alguna lógica posible. La mayoría de las creencias vienen de generación o generación y son parte de nuestra cultura y estilo de vida, pero otras nos pueden limitar nuestra forma de actuar o ser, pueden limitar nuestros sueños, metas, anhelos e incluso nuestra salud. Las creencias limitantes llegan en un momento a nuestras vidas por alguna persona comúnmente las personas que nos criaron y se quedan instaladas, pero la buena noticia es que al reconocerlas, es decir darnos cuenta que nos está limitando, que ya no nos sirve y ver de dónde viene, la podemos eliminar de sub consiente, reprogramarnos tal cual como un CPU.

Aquí te cuento algunas creencias limitantes reales, ósea que yo tenía en mi sub consiente y fui capaz de eliminar porque simplemente ya no me sirven:

Papá tiene la creencia que cuando llueve le da alergia (tos o mucosidad) y claro que le da porque tiene esa creencia instalada…Creer que la lluvia me puede enfermar es una creencia que me limita a salir cuando llueve, y en este país si no sales cuando llueve, creo que saldrás pocos días del año, así que decidí que esa creencia me limitaba y no quería que mis hijas se enfermaran cada vez que les cayera lluvia…me dedique a obsérvala para eliminarla y puff Adiós creencia limitante…

Mamá decía que las mayorías de las mujeres eran envidiosas: creencia que siempre me alejo de grandes amigas, decidí eliminar esta creencia y abrirme a tener amigas y confiar en ellas y el amor que tenían para ofrecerme, por supuesto quiero que mis hijas crean en el regalo de la amistad.

Mama decía que los tutus, encajes, licras y afines picaban, daban alergia o ronchas en la piel. Cuando era niña esta creencia me marco bastante porque no usaba ninguna de estas prendas y a mi hija mayor le encantan estos trajes, vestidos y tutu de ballet, así que dije adiós a esa  creencia una vez que escuche a mi mama decir que eso le picaba a la bebe, al reconocerla y darme cuenta de donde venía, la pude eliminar y ahora uso cuanta prenda de vestir me guste con esas características y por supuesto mi niña también.

 

Parecen creencias sencillas pero siempre no están limitando de algo y lo peor es que las transmitimos a nuestros hijos,  coartándolos de cosas maravillosas por tener estas creencias o sufrir dolencias o malos momentos por una tan simple pero marcada creencia, así que esperas las reconoces???

  • Si corres te da tos.
  • Cuando empiezan el daycare se enferman.
  • Si te cae lluvia te enfermas.
  • Hablar con extraños es malo.
  • Los hombres no lloran.
  • Los números no son para ti.

 

Si reconoces alguna de estas o tienes las tuyas propias es hora de soltarlas y darnos cuentas los absurdas y falta de juicio que son, así que adelante vamos a romper paradigmas y empezar a buscar una crianza amorosa, respetuosa y consciente, donde nuestras limitantes y dificultades no sean  una carga para nuestros hijos, ya ellos tendrán suficiente con las suyas propias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.