Crianza libre de castigos.

Es posible educar desde el amor y no desde la represión, como padres conscientes debemos asumir el respeto a la hora de educar a nuestros hijos. Educar con prepotencia y de manera dictatorial, es solo una memoria de crianza que tenemos instalada en nuestro sistema de creencias, simplemente fue lo que aprendimos de quienes nos criaron…Hoy quiero invitarte hacerlo diferente y a darle a tus hijos una crianza libre de Castigos. Los castigos, tiempo fuera, esquina de pensar o consecuencias, son comúnmente una herramienta que aleja y desconecta al niño de nosotros y de ellos mismos, esta muy lejos de lo que realmente como padres queremos lograr. Un aprendizaje efectivo difícilmente se consigue con conductismo, recuerda que el conductismo nace de un experimento realizado a perros, nuestros hijos no son mascotas, ni animales, que debemos adiestrar. Nuestros niños lograran aquello que anhelas, a medida que su etapa madurativa lo permita y a través del ejemplo. Una de las alternativas que te quiero dar es, primero adecuar tu hogar, tu casa también es su casa, es importante que en casa no haya adornos o muebles que sean de fácil alcance o sensibles a ensuciarse y dañarse. Asegúrate de no tener objetos peligrosos y asegurar los toma corrientes, ventanas y puertas. Tu niño tiene derecho a estar por toda la casa sin correr ningún riesgo, de lo contrario te volverás una maquina de decir NO y por consecuencia empezaran los castigos y las amenazas como: si tocas eso te castigo… Como papá o mamá coach debes recordar que esto es solo una etapa, muy pronto crecerá y tendrá la madurez para respetar las cosas de tu hogar y tu tendrás cabida para tener los muebles y adornos que siempre has querido y decorar la casa como quieras.

Otras de las alternativas es la escucha efectiva, muchas veces reprimimos al niño porque interrumpió la conversación o porque “no te hizo caso” el niño no tiene que hacer caso, el niño tiene que aprender a escuchar y para aprender a escuchar primero debe ser escuchado, así que tu hijo no te escucha y repites mil veces, analiza primero que tanto lo escuchas tú a el.

Explica con palabras simples y justificaciones racionales,  cuando quieras obtener algo de ellos y deja de lado la prepotencia con el popular “porqué yo lo digo” o “porqué yo soy tu madre o padre”esa frases debes eliminarlas de tu vocabulario y mente, ya que,  tu misión como padres es guiar y contener a tus hijos, no dominarlos, ni controlarlos. Recuerda como siempre te digo padres felices = Hijos felices.

@mamicoach

Canal Youtube: www.youtube.com/watch?v=m3cgN7tfWWQ

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.