PADRES CONSCIENTES.

Los tiempos han cambiado y todo evoluciona, lo que tu fuiste a la edad de tus hijos no es ni la sombra de lo que ellos son, entonces, que nos hace pensar que como padres no tenemos la responsabilidad de evolucionar, y no se trata de querer hacerlo perfecto o mejor que otras mamás, se trata de hacer consciencia y ser responsables de lo que nos corresponde, eso que nos corresponde va mas allá de ese amor incondicional que todos tenemos por nuestros hijos, el darnos cuenta que nuestras emociones afectan su devenir,  por esta razón es fundamental cortar con esas cadenas generacionales de sufrimiento y estar disponibles para ellos, si me observo me transformo y sin me transformo trasciendo, cuando me miro soy capaz de darme cuenta porque reacciono de alguna manera o porque aquello que hacen nuestros hijos me molesta tanto, recuerda siempre eres tu no el otro y para que mi niño cambie algún comportamiento es necesario indagar de donde viene y si es un síntoma de su entorno o de las emociones de sus padres . Cada día me detengo a observar con detenimiento actitudes de mis hijas y al reconocer que son reflejo de lo que calla mi interior o que manifiestan o repiten comportamientos de mi infancia, son espejo y reflejo de lo que me cuesta ver en mi, esa es mi manera de  crear consciencia y buscar la espiritualidad necesaria para perdonar, dejarlo ir y reconocer que soy yo quien debe sanar.

 Parece un gran reto criar niños felices, pero el enfoque debe ser cambiado y en vez de criar desde mis expectativas, criar desde el amor, compasión y el nivel de consciencia que me impulsa a despertar cada día y ver la vida con los lentes azules, el vaso medio lleno o simplemente elegir el nivel vibraciones donde quiero estar, al fin y al cabo es nuestra elección ver la crianza como una experiencia de crecimiento maravillosa o verla como un problema, agobio o sacrificado, así que, ante de comprar ideas de la crianza perfecta o de como debes criar, primero realiza el trabajo personal de indagar como estuvo la tuya  y mirar en tu interior para centrarte en la verdadera raíz de esto que la vida en forma de hijo hoy te presenta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.