Propósitos de año nuevo para padres conscientes.

Muchos hacemos propósitos de año nuevo, pedimos deseos con las uvas y pedimos a nuestro ser superior  que este año se cumpla aquello que tanto anhelamos, en conclusión el nuevo año lo tomamos como un nuevo comienzo y una nueva oportunidad para mejorar, pero cuantas veces hemos hecho consciencia de lo que necesitan nuestros hijos de nosotros, que necesitan para sentirse más seguros, queridos y atendidos por sus padres. En los días pasados en donde lo que predominaba eran los regalos y por supuesto la llegada de santa Claus, mucho reflexione sobre el merecimiento de nuestros hijos en cuanto a cantidad de regalos, lo absurdo y arbitrario que es la típica frase: si no te portas bien santa no te traerá nada ( Qué a la interpretación de un niño quiere decir sólo merezco cuando me porto bien, lo que puede convertirlo en un adulto que sienta que no merece nada bueno de la vida) y por supuesto el hecho de que los niños reciben muchos regalos, pero no les interesan si no pueden jugar con sus padres y que sean ellos que les enseñen como usar sus nuevos juguetes, mientras yo reflexionaba sobre todo esto, como por arte de magia , porque realmente no creo en las casualidades, encuentro en redes sociales un video o mejor dicho una publicidad hermosa de una reconocida tienda de muebles europea, llamada «la otra carta»  donde se le pedía a un grupo de niños que le hicieran la carta a los reyes magos y le pidieran lo que quisieran y luego se les pidió que le hicieran otra  carta a sus papas y les pidieran también lo que quisieran, por supuesto la segunda carta les costó más tiempo hacerla, y pensaron muy bien que pedirles, no pidieron cosas materiales, sólo pidieron más tiempo con ellos, hacer más experimentos juntos, que les hagan más caso, que les hicieran cosquillas, que cenarán más con ellos, que le leyeran un cuento, que jueguen más fútbol con ellos , etc. luego los padres con lágrimas en los ojos responden que no les sorprenden que pidan eso, que tienen muchos juguetes muchas veces para sustituir el tiempo que no pasan con ellos. Y lo más sorprendente aún es que luego les preguntan a los niños cual carta enviarían si sólo pueden enviar una y ellos por supuesto eligen la de los padres. Es conmovedor, una vez más los niños nos dan una lección de vida, nos invitan a darnos cuenta, reflexionar, sentirnos avergonzados de lo mucho que los abandonamos y a tener el propósito más importante para este nuevo año. En esta oportunidad te invito a involucrar en tus propósitos de año nuevo a tus hijos como papa consciente que eres.

Aquí les expongo 6 propósitos de padres conscientes para año nuevo, atrévete tu agregar los tuyos según tus necesidades y carencias en relación con tus hijos.

 Primer propósito: El primer propósito de año nuevo tiene que ver con esto de los que les escribí en la parte anterior, dedicarle tiempo a nuestros hijos, tiempo a solas , sin interrupciones ni entretenimientos, sin el teléfono o computadora en la mano, sin tener un oficio pendiente ni tener la cabeza en el trabajo o en otra cosa, tiempo de conexión física y emocional con tu niño, escuchándolo en todo el sentido de la palabra, jugando o conversando sobre lo que les gusté y sobre todo divertirnos con ellos.

 

Segundo propósito: sana tus heridas , cuando tenemos resentimiento, rabia o nos sentimos mal con nosotros mismos nuestros hijos sienten esas cargas emocionales y muchas veces hasta inconscientemente las descargamos hacia ellos, cuando le gritamos o le pegamos a un niño no importa como lo justifiques o lo que hizo El Niño, la rabia siempre es tuya, si empiezas a analizar que te está pasando, que necesitas soltar o perdonar para dejar ir eso que te molesta y si es necesario llorar desahogarte o buscar algún tipo de ayuda terapéutica, hacer ejercicio y yoga te pueden ayudar a drenar un poco.

 

Tercer propósito: salir de la queja y accionar, para lograr resultado diferentes, es necesario hacer cosas diferentes, muchas veces como padres sacrificamos cosas que nos gustan por el hecho de ser padres, siempre digo que si te estas quejando no eres feliz y si no eres feliz no tendrás hijos felices, trabaja en lo que te gusta, desarrolla tus habilidades personales y ten por seguro que pronto se podrán convertir en una actividad de provecho económico para ti, si decides quedarte en casa con los niños hazlo pero desde el amor y la felicidad, sin reproches y si decides salir a trabajar hazlo desde el amor y sin sentir culpa por dejar a los niños.

 

Cuarto propósito: Una actividad física al aire libre con nuestros hijos siempre es recomendada, y puede ser una excusa para ejercitarte y compartir con tu pequeño, alejemos lo que más podemos a nuestros hijos de la televisión, tabletas, computadoras y celulares, enseñemos  las maravillas de la naturaleza, de jugar pelota o manejar bicicleta, un picnic y compartir al aire libre.

 

Quintó propósito: Se el mejor ejemplo, convierte en el mejor ejemplo de actitud positiva, de responsabilidad, generosidad y de felicidad de tus hijos, ellos son nuestro reflejo y la mejor forma de educarlos es con ejemplo, así que sí eres un ejemplo de amor y felicidad eso es lo que obtendrás de tus hijos.

Sexto propósito y el más importante recuerda siempre demostrar tu amor por tus hijos, abrázalos, bésalos y diles cuanto las amas todos los días y a cada momento, no importa si no lo aprendiste de tus padres, puedes empezar ahora y tus hijos siempre se sentirán amados y protegidos

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.