Sobrevivir a las vacaciones escolares.

Para ser sincera antes de que empezaran las vacaciones escolares sentí cierta preocupación, porque, sabía que era sinónimo de parar el ritmo de trabajo, aunque no cumplo horarios, el tiempo de productividad para mi emprendimiento seria reducido con las niñas en casa, esas noches en mis conversaciones internas, me di cuenta que eso que temía (el pasar 24 por 24 con las niñas) era lo que hizo que surgiera mami coach, mi pasión por ser madre y mis ganas de hacerlo diferente, romper creencias limitante y evitar repetir patrones, entonces decidí voltear la tortilla y disfrutar de tres meses maravillosos con mis hijas, además es un alivio para mí porque,  siempre me siento amenazada por la manera de educar de las colegios convencionales y estos tres meses serán libres, puedo dormir hasta más tarde y no tendré que estarlas forzando a cumplir expectativas de horarios con el «apúrense». Cuando estamos en un estado de constante  queja: Me quejo si están o me quejo si no están , automáticamente y energéticamente estoy colocando una barrera y me estoy predisponiendo a disfrutar de cada momento, hay momentos de mucho trabajo en los que comparto menos o por ratos con ellas, pero que suerte que puedo compartir todo el día

En sus vacaciones, realmente nos hemos divertido muchísimo y ahora no quiero que se acaben. De esto se trata voltear la tortilla, las mamás que están trabajando todo el día, aun mientras sus hijos están en vacaciones sienten culpa y las que están en casa también la sienten. Como mamás debemos dejar de ser tan duras con nosotras mismas, si disfrutamos y nos alejamos de la necesidad de controlar las situaciones y lo que estamos viviendo en este momento, aceptar lo que nos toca, si estás trabajando para seguir con tus metas profesional disfrútalo y si estas en casa con los niños también disfrútalo, has lo que realmente te haga feliz, a la final la experiencia y como ellos reciben la situación tiene que ver con tu emocionalidad y el deleite que tú le das a cada momento. Recuerda padres felices = Hijos felices.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.