El bullying empieza en casa

bullying-imagen

Hace algunos años escucho hablar del Bullying (acoso escolar) algo que siempre ha existido pero ahora tiene nombre y hacen campañas para prevenirla o combatirla, pero pocos hablan de que hay detrás de esa “víctima” ¿Que hay detrás de es blanco fácil para los acosadores? Pensamos que el hecho de que un niño sea víctima en la escuela no tiene nada que ve con su relación familiar y su entorno, pero muchas veces ese niño con bajo autoestima, falta de autonomía o determinación también es víctima en casa o ha asumido ese papel imitando a sus padres.

Un niño víctima se cría desde casa.

Cuando mamá o papá están en el papel de víctima: Pobrecito yo, todo lo malo me pasa a mi, la vida es muy dura, entre otras quejas, es eso lo que  inconscientemente transmiten a sus niños, automáticamente  ellos copian y absorben «El pobrecito yo» y la creencia de que la vida es dura. Tu hijo será eco de ese papel donde tú te encuentras, vivirá en el victimismo,en pocas palabras será fiel a lo que tú eres.

Víctimas de tus reacciones.

Cuando reaccionas y explotas ante alguna conducta o comportamiento de tu hijo, gritas, humillas, mandas a su cuarto o comparas , el niño baja la cabeza y lo interpreta como “Yo merezco ser tratado así” y si de esa manera lo tratan las personas que más lo aman,¿Cómo crees que interpreta que lo deben tratar los demás?

Siéntate! Cállate! Por que yo lo digo! Ve a tu cuarto! Camina bien! Entre muchas otras, son frases comúnmente usadas para cuartear el devenir de un niño, su naturalidad y verdadero SER, el niño afecta su autoestima, baja los hombros, su corporalidad cambia y se convierte en blanco fácil de cualquier victimario, en muchos casos de otro estudiante de la escuela, incluso si nos vamos más al futuro de ese niño que arrastra el papel de víctima, probablemente se encuentre a un victimario en forma de jefe, esposo o esposa y hasta ser víctima de sus propios hijos.

bullying-Empoderada-imagen

De victima a empoderado.

Me gusta escribir sobre situaciones que yo personalmente he vivido y dar testimonio de mi experiencia, yo estuve ahí en el papel de víctima, mi mamá jamás me maltrato, ni me humillo, pero con su manera de ver la vida de “pobre de mi”, sin darse cuenta me enseño a padecer por los demás, a preocuparme por todos antes que yo, llorar por todo, pensar y sentir que estamos en esta vida para sufrir. Por suerte pude darme cuenta que ya no quería ser más víctima de las circunstancias , de mi misma y de mi familia, con mucho trabajo personal pude despertar y pasar de víctima a empoderada, un largo proceso personal y emocional pero ha valido las ganas, ahora puedo enseñar todo lo contrario a mis hijas. Criar desde el empoderamiento, a ser feliz, vivir y dejar vivir, que la vida es bella, que son niñas valiosas y no deben dejarse maltratar ni de mi, ni de nadie.

Mi invitación como siempre es a mirarte y preguntarte ¿Desde donde estas criando? proponte hacerlo desde el despertar y soy capaz, heredarles a tus hijos el autoestima y determinación que los hará reflejar una personalidad estable y capaz de responder emocionalmente a cualquier posible victimario en la escuela o a lo largo de su vida, para evitarles que sean un blanco fácil de Bullying.

Un comentario sobre “El bullying empieza en casa”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.