Frases Limitantes

Frases Limitantes- niñosPórtate Bien…

Desde hace algunos años he venido observando las frases limitantes que comúnmente las mamás repiten a sus hijos, me di cuenta que casi todas al despedirse de sus pequeños dicen casi automático: Pórtate Bien!!! predisponiendo al niño, asumiendo que nunca se porta bien y anticipando una advertencia que realmente no necesitan . Esta es solo una de muchísimas frases que los padres repiten, en piloto automático y sin procurar siquiera analizar el contexto o la lógica de lo que se dice.

El «Pórtate bien» para un niño significa poco o nada, ellos no saben que defines tu por «portarse bien o mal» y lo que para ellos solo es jugar, dejar volar la imaginación o ser niños, tu podrias juzgarlo como mal comportamiento. La carga energética que damos  con el simple hecho de advertir al niño de algo que realmente no sabes si será real o no, es muy negativa, prácticamente damos por hecho o decretamos su mal comportamiento cuando decimos: Pórtate bien!

Como esta frase limitante hay muchísimas, que repetimos por que alguien no las repetía a nosotros, realmente no nos detenemos a pensar el sentido e interpretación real de lo que decimos. Cuando nos convertimos en  padres observadores constantes de nuestro lenguaje,  podremos ir reemplazándolas e incluso reírnos de lo absurdas que pueden ser esas frases, refranes y afirmaciones. Por suerte, desde que mis niñas tuvieron uso de razón y les dije Adiós la primera vez, ya había hecho consciencia del popular «pórtense bien» y lo reemplace por Diviértanse!!! decretando que será un buen día o rato para ellas.

 

Auto Observación

Solo la auto-observación nos hará ser responsables de nuestras palabras, al principio las diremos de forma automática, pero tenemos la posibilidad de revertirlas, pedir disculpas o reforzar con afirmaciones que empoderen. Todo esto no se logra de la noche a la mañana, es un reto identificar y  eliminar esas  frases del subconsciente, pero doy garantía de que si es posible lograrlo, al cabo de un tiempo practicando la autoobservación constante  se vuelve transparente en ti, dejas de estar en piloto automático y eres consciente de esas frases que tanto pueden limitarte a ti y a tus niños.

Mi esposo y yo tenemos una dinámica para estar en constante observación y recordarnos con miradas si  lo que estamos expresando puede ser limitante para las niñas.

Como siempre digo no me creas compruébalo y veras grandes resultados, recuerda Padres Felices = Hijos Felices.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.