Las despedidas y los niños

Emigrar es igual a despedirse.

Las despedidas es  algo que se vuelve  común para los emigrantes . Casi a diario nos despedimos de los  amigos y familiares que más amamos y no podemos  evitar sentir tristeza cuando cuando nos separamos . Mis niñas (4 años y 6 años) les ha tocado diferente,  sin duda muy diferente a como me toco a mí. Ellas siguen sin entender y en ocasiones confundidas, algunos se van al cielo, otros a nuestro país , pero se van.

Es necesario como padres permitirles a nuestros hijos  sentir tristeza, muchas veces en nuestro desespero al verlos sentir dolor, los cohibimos, desviando su atención para que se olviden momentáneamente de la situación  o repitiendo frases como: No llores, no es para tanto o no pasa nada. Sin darnos cuenta que realmente  para ellos esta pasando algo, aunque para nuestra madurez o manera de percibir las cosas sea algo insignificativo. Es importante  permitir  a nuestros hijos vivir sus duelos de despedidas, sin caer en el drama claro y siempre  acompañándolos, por suerte ellos no se quedan pegados en el sufrimiento (recuerda son grandes maestros) ellos pasan rápido de una emoción a otra. Nosotros como padres debemos aceptar que les toco vivir, el ir y venir de sus familiares o  conocerlos por medios digitales, les ha tocado recibir a parte de su familia por pequeñas temporadas en las salas de sus casa, algo muy ajeno a lo que la mayoría de nosotros vivimos en nuestras infancias, por eso  tenemos que verlo como diferente, no es mejor, ni peor, solo es diferente, este proceso de aceptación  ayudará a que ellos puedan  asimilarlo y abrirse a un mundo de posibilidades en sus nuevas vidas.

El lado Positivo de Emigrar

Soy una fiel creyente de que el victimismo, el drama y el negativismo, son solo conductas y creencias que nos han heredado,  podemos vivir sin angustia y elevando nuestra energías positivas a cada paso que vamos, mi historia como emigrante es parecida a muchas otras, la diferencia es que logre verle el lado positivo, mi esposo y mis hijas nos unimos más durante este proceso,  éramos nosotros cuatro para lo que saliera, para una mujer en pos parto disfrutar de sus silencios y de amamantar es importante, el ruido o opinólogos de oficio no existieron lo que me beneficio en mi conexión emocional con mis hijos y en hacerme cargo de mis propias sombras, el crecimiento personal y madurez espiritual, el empezar de nuevo, la reconciliación con nuevos sistemas y el dinero han sido un aprendizaje que no te lo daría ningún curso de autoayuda, ni ningún título universitario. Digamos SI! a lo que estamos viviendo ahora, para que nuestros hijos digan SI a su nuevo mundo.

Gracias, Gracias , Gracias.

@mamicoach

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.