Mamá Perfecta = Fraude emocional

La industria, el sistema y la supuesta revolución de la mujer del siglo 21 ha arrastrado a la mamá actual a querer cumplir con estándares de perfección dentro de todos sus roles, el exceso de información, opinólogos y diferentes teorías de crianzas, nutrición y de crecimiento personal ha creado un estao de profunda confusión y desbalance en la mamá actual , las ha llevado a desconectarse y auto engañarse, convirtiéndose en una supuesta “mamá perfecta” que posee un vacío emocional profundo. Por esta razón he creado un curso grabado 100% online, con clases cortas pero con poderosas preguntas para que encuentres el balance entre ser mamá y ser tú. En este programa encontraras herramientas para indagar a fondo el origen de la mascara de perfección, cómo ser coherente y no perfecta, las creencias y expectativas irreales que estamos comprando y como transformarlas, finalmente la manera de encontrar el balance y la plenitud.

EL exceso de control habla de un descontrol interno.

soltar control

soltar/confiar/soltar control
suelta y confia

Durante mi experiencia con padres a través de las sesiones de coaching ontológico, un factor predominante  ha sido  el Exceso de control en los padres, muchas veces para no afirmar que siempre, el punto de quiebre dentro de la relación padres e hijos se origina de la necesidad que tienen los padres de controlar la vida de sus hijos, pretender  amoldarlos a un perfil social que se aleja de las realidades y particularidades de los niños de ahora. Un niño de hoy  o los nuevos maestros como yo los llamo  se sentirá naturalmente desbordado e inseguro  cuando su mamá intente controlarlo.

“Quien ordena todo el tiempo trata inútilmente de escaparse de su desorden interno” Alejandro Jodorowky.

Como bien lo dijo Alejandro Jodorowsky,  El exceso de control refleja tus miedos y desorden interno, es necesario entrar en un proceso de indagación personal para encarar el origen, traerlo a consciencia y poco a poco lograr soltarlo.

Las mamás en su afán por amar desmedidamente, quieren  controlarlo todo, a la pareja, hijos, padres y hasta el trabajo, creando estados de ansiedad y angustia, muchas veces creando una  mascara  de “mamá super poderosa”capaz de resolverlo todo y sin derecho a quejarse o dejar los platos sucios. Esta mascara agota, aunque mamá siempre trate de ocultarlo con frases como: Yo soy feliz así, con todo ordenado y limpio.

Consecuencias del exceso de Control.

EL exceso de control anula a quienes amas, la lectura de un niño controlado es “No puedo o no se hacerlo” en los niños pequeños puede crear un desbordamiento a tal punto que el niño colapse y en vez de conseguir tranquilidad se comporte más ansioso y con más movimiento del que se pretende reprimir, probablemente un niño que no se le permita SER puede contraerse al punto de ser un adulto infeliz y con necesidad de siempre le digan que hacer o que requiera una adicción que le permita drenar  esas emociones reprimidas.

Suelta y confia

Ten  la certeza que estamos guiados siempre por una energía superior (Dios o el universo), atrévete a liberarte de las ataduras, paradigmas y sistemas que traes del pasado, dile SI a vivir plenamente desde tu verdadera esencia y no desde las estructuras rígidas  que absorbiste Fluye y has consciencia de que somos seres espirituales y todo los que nos acontece es justo lo que nuestra alma requiere para recordar tu propósito.

Antes de Diagnosticar a tu hijo

Ser niño no es un trastorno.

Quiero darle voz a “los niños de ahora”; a los niños de esta nueva generación que está siendo   subestimada,  sobre todo en su manera de ver el mundo:  muy lejos  de como la ve alguien desconectado de su SER y entregado al drama del planeta.
Actualmente existe un alto índice de sobre diagnóstico en niños con supuesto Trastorno de deficit de atención , trastorno de Asperger, trastorno obsesivo compulsivo, o depresión. Todos estos diagnósticos son realmente síntomas.  El niño manifiesta un síntoma ante emociones, miedos y  angustia no resueltas por sus padres;  que vienen de su propia infancia y no han sido traídas a la consciencia. Entonces  los  hijos como grandes maestros espirituales que son, los exteriorizan,  para mostrárselos.
En los colegios y en la  sociedad quien se sale del rebaño es “la oveja negra”. Pero actualmente  los etiquetan deliberadamente con trastornos. Cualquier niño mas inquieto que lo convencional tiene TDAH. En el proceso de diagnóstico, pocos profesionales, directores o maestros de escuelas te preguntarán si ocurrió algo irregular durante su gestación, embarazo o parto; y muchísimo menos indagan cuál es la carga emocional que traen los padres, que pudiera manifestarse en el el niño de cierta manera.
Mirar solamente el síntoma (enfermedad) trae como consecuencia  la medicina.
En vez de indagar, mirar y preguntarse el por qué de  estas conductas inusuales en los niños; los  padres van a buscar una respuesta rápida y efectiva, que evite que sus hijos retrasen su escolaridad o pierdan sus amigos (eso importa más que su felicidad). Es así como comienzan a aplicar en el niño una serie de terapias y adiestramientos rígidos, dignos de un entrenamiento para perros. Como consecuencia, los padres se desconectan cada vez más del niño.
Las carteleras de puntos, rutinas estrictas y la presión por  ser “buenos” en áreas que no les interesan; forzarlos a hablar , caminar, hacer una u otra cosa obligatoriamente, se conjugan en una  serie de estructuras tan absurdas que ni un adulto con alta madurez podría cumplir sin flexibilidad. Sin duda alguna, todas estas acciones desbordan las emociones y llevan a los niños  a colapsar, ante un mundo tan desconectado. Es justo en ese momento que el especialista dice: “Hay que medicar al niño” . Y en ese momento pierdes a ese SER maravilloso, cuyo propósito era elevar tu espiritualidad, bajar  el volumen a tu ego y aceptar lo que él tiene para darte.
Muchos niños llegan a este mundo con la sensación de no pertenecer a él. Luego se encuentran con una serie de estándares triviales, banales  y complejos  que son difíciles de procesar para un alma limpia y llena de amor. Por ejemplo; hay familias  que se enfocan más en el materialismo que en lo que realmente importa. Y que es lo que realmente importa? El amor  y la conexión entre padres e hijos son las cosas que realmente importan. Lo que importa es creerles, confiar en ellos;  y sobre todo amarnos incondicionalmente nosotros mismos, para amarlos incondicionalmente a ellos.
Cuando mamá y papá etiquetan al niño, él es fiel a lo que le dicen.  Difícilmente  se sale de esa etiqueta.  Albert Einstein -quien también fue etiquetado- dijo una vez:  “Todos somos genios, pero si juzgas a un pez por la habilidad de trepar arboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”.
Padres:  los invito a ver la genialidad de sus hijos, a enfocarse en sus destrezas, a motivarlos. La escuela, los honores y los convencionalismos no son la única vía al éxito, y la vida te lo esta demostrando. Bajen  las barreras y miren a sus hijos como maestros.
Espero que recibas estas letras con amor. Sin animo de juzgar a quien lo lee. Simplemente te estoy entregando otra mirada desde el amor.
Gracias.
Te amo.

Ser buena Mamá!!!

En busca de un Selfie que muestre que soy  “Buena Mamá”

 

Mami Coach-Buena mamá

Las mamás de estos tiempos estamos viviendo una percepción desproporcionada de lo que es “Una buena mamá”  tal cual como hace un tiempo la mujer buscaba verse como un estereotipo 90-60-90 ahora las madres buscan de manera desesperada aplicar crianza respetuosa, cumplir con los estándares sociales de quienes las rodean, darles alimentación saludable, garantizarles la mejor educación, actividades extra curriculares donde sus hijos se destaquen y la más importante de todas, tener siempre a la mano el celular para tomar buenas fotos  o Selfies para que todo el mundo vea la madre perfecta que eres. Pero ¿De qué sirve todo esto sin un verdadero despertar? sin una conexión emocional y verdadera con tus hijos,  siempre he dicho que querer ser “Mamá perfecta” te hace ser una madre imperfecta, controladora y sin capacidad de disfrutar el aquí y el ahora. Lo realmente relevante, más allá de querer cumplir con estándares de “buena” o “mala” mamá  es ocuparnos de  conectarnos con nuestra maternidad y con nosotras mismas, nuestro instinto materno, nuestro verdadero SER, conocer nuestra historia para sanarnos y atrevernos a mirarla  para lograr  transcender. Deja de seguir patrones por seguirlos, si no hay un cambio de consciencia estarás perdiendo tiempo valioso y de calidad con tus niños, ser mamá no es un 90-60-90, no hay formulas mágicas , no hay tips, no hay reglas de oro, no es así de sencillo. Para lograr conectarnos con nuestros niños, para verlos desde la compasión, para criar desde el amor y no desde el agobio, es necesaria la Auto Observación (ver tu pasado y observarte constantemente) Sanar heridas del pasado y principalmente hace falta buscar tu coherencia, que lo que pienses, lo que dices y lo que haces estén en equilibrio y concordancia. Las mamás perfectas no existen, pero las mamás conscientes definitivamente si.

Desde hoy te invito a cuestiónate todo, cada conducta de tu hijo, cada comportamiento, Ellos son un reflejo de ti, su papá y tu relación con tu entorno y el mundo ¿Quieres seguir un estereotipo de crianza o quieres ser mamá consciente? ¿Quieres hijos felices o hijos perfectos? ¿Mamá feliz o una mamá que sigue a otras? Recuerda como siempre digo Padres felices = Hijos felices.

Niños con Autismo, TDAH o con otro nivel espiritual.

 

Imagen- cortesía -Autism Speaks
Imagen- cortesía -Autism Speaks

“Po”  y su mensaje

La verdad tengo años observando, analizando ,estudiando y  escuchando a clientes con niños etiquetados. Siempre he tenido la sensación de que los niños con supuesto “Autismo” funcional o no, TDAH, son mucho más que esos diagnósticos,  muy lejos de alentarlos y conectarlos, alejan a los padres de su paz interna y de tener una capacidad efectiva  para lograr entender a sus niños, desde mi percepción estos niños son  almas elevadas en el planeta tierra. Después de ver la película de netflix  “PO” no pude dejar de sentir el llamado a escribir sobre mi posición en este tema.

Sin etiquetas.

Niños “Índigos” o “Con espectro Autista” como quieras llamarlos, los que me leen  saben que no creo en la “etiquetas” y mucho menos en estos casos, lo cierto es que en la película “Po” pude encontrarme con lo que para mí es la explicación en términos  espirituales, no “racional” de los comportamientos inusuales de estos niños, sin duda  más elevados espiritualmente que nosotros y tan conectados que son capaces de pasar de un mundo a otro “literalmente”  deciden quedarse cuando mamá y papá comprendan el mensaje que les traen, conecten con ellos y no los fuercen a desconectarse (llevarlo a terapias conductivas, empujarlos a adaptarse  a una sociedad, tener amigos, normas y puntos  para que sean “normales” o “funcionales” 

La gran pregunta.

¿Funcionales para quién o qué? ¿Normales según quién?  Muchas veces los padres sin darse cuenta arrastran a sus niños, sensibles, nobles, sinceros, auténticos y con una espiritualidad elevada a que aprendan a ser como los otros: A mentir,  adaptarse al consumismo, sufrir por los demás y encajar en una sociedad que esta muy alejada de un verdadero sentir espiritual y despierto.

Algunas reflexiones que surgen.

Hipotéticamente imagina que estuvieras en un lugar ruidoso y con mucha gente que no entiendes, en un mundo material y dominado por el ego, cuando tu estas en otro nivel energético o vibracional, tienes pocos años en la tierra y no sabes como hacerlo o adaptarte. Quizás  te aturdirías y quisieras arrinconarte a llorar, quizás reaccionarias al exceso de control de tus padres y profesores, con algún tics repetitivo y te revelaras con gritos o te aislaras aún más.  Cómo te sentirías si traes un mensaje y las personas muy al contrario de captarlo, lo evaden y te alejan, probablemente decidas callar.

Mirada hacia el futuro.

Si entendiéramos su nivel vibratorio y espiritual, nos ocupáramos de despertar, en lugar de intentar dormirlos a ellos, tal vez  podríamos llegar  a ese nivel espiritual, Si y solo si, logramos esa CONEXIÓN.

También puede pasar lo contrario, todos nos desconectaremos (aún más) a tal punto que los seguiremos tomando con “inusuales” y llegaremos al punto donde todos estaremos inmersos en el materialismo extremo, conductivo y por supuesto medicados y actuando como zombies, tal cual la serie “Black Mirror” Me encantaría leer opiniones de quienes se han tomado el tiempo de observar y dudar más allá de un diagnóstico.

Frases Limitantes

Frases Limitantes- niñosPórtate Bien…

Desde hace algunos años he venido observando las frases limitantes que comúnmente las mamás repiten a sus hijos, me di cuenta que casi todas al despedirse de sus pequeños dicen casi automático: Pórtate Bien!!! predisponiendo al niño, asumiendo que nunca se porta bien y anticipando una advertencia que realmente no necesitan . Esta es solo una de muchísimas frases que los padres repiten, en piloto automático y sin procurar siquiera analizar el contexto o la lógica de lo que se dice.

El “Pórtate bien” para un niño significa poco o nada, ellos no saben que defines tu por “portarse bien o mal” y lo que para ellos solo es jugar, dejar volar la imaginación o ser niños, tu podrias juzgarlo como mal comportamiento. La carga energética que damos  con el simple hecho de advertir al niño de algo que realmente no sabes si será real o no, es muy negativa, prácticamente damos por hecho o decretamos su mal comportamiento cuando decimos: Pórtate bien!

Como esta frase limitante hay muchísimas, que repetimos por que alguien no las repetía a nosotros, realmente no nos detenemos a pensar el sentido e interpretación real de lo que decimos. Cuando nos convertimos en  padres observadores constantes de nuestro lenguaje,  podremos ir reemplazándolas e incluso reírnos de lo absurdas que pueden ser esas frases, refranes y afirmaciones. Por suerte, desde que mis niñas tuvieron uso de razón y les dije Adiós la primera vez, ya había hecho consciencia del popular “pórtense bien” y lo reemplace por Diviértanse!!! decretando que será un buen día o rato para ellas.

 

Auto Observación

Solo la auto-observación nos hará ser responsables de nuestras palabras, al principio las diremos de forma automática, pero tenemos la posibilidad de revertirlas, pedir disculpas o reforzar con afirmaciones que empoderen. Todo esto no se logra de la noche a la mañana, es un reto identificar y  eliminar esas  frases del subconsciente, pero doy garantía de que si es posible lograrlo, al cabo de un tiempo practicando la autoobservación constante  se vuelve transparente en ti, dejas de estar en piloto automático y eres consciente de esas frases que tanto pueden limitarte a ti y a tus niños.

Mi esposo y yo tenemos una dinámica para estar en constante observación y recordarnos con miradas si  lo que estamos expresando puede ser limitante para las niñas.

Como siempre digo no me creas compruébalo y veras grandes resultados, recuerda Padres Felices = Hijos Felices.

 

Los niños, pequeños Maestros espirituales.

Niños-pequeños-maestros

Casi a diario escribo sobre la gran misión que tienen los niños y el mensaje que traen a sus padres, es mucho lo que los adultos podríamos aprender de ellos. Los niños saben que la vida es para disfrutarla, ser felices, viven el presente, se asombran ante la simplicidad de la vida, perdonan casi automático , se presentan ante los demas sin mascaras ni apariencias y  aman sin condiciones. Sin duda somos los adultos los que con  tantos filtros y creencias limitantes llenamos al niño de basura mental. Me gusta compararlo con una PC nueva,  viene sin software y poco a poco lo vamos llenando y contaminando con virus.

Los-niños--pequeños-maestros

 Pequeños maestros.

Hace algunos años realice un curso online llamado: Niños de hoy en http://www.caminosalser.com   hablaban de los niños de esta generación y la energía que traen, algunos los confunden o les colocan nombres, etiquetas y diagnósticos, Nancy Erica Ortiz, autora de este curso te arroja una serie de características sobre los niños clasificados como energía indigo, cristal, arcoíris. Para mi fue un despertar amplio sobre como actualmente tratamos a los niños juzgando cada uno de sus comportamientos sin asumir que simplemente son niños. Los niños de hoy tiene un nivel espiritual mas elevado que nosotros, de eso no hay duda y es nuestro deber asumirlo. En ocasiones es el no saber entenderlos, escucharlos o sobrellevarlos lo que  hace que muchos padres  busquen alternativas como llevarlos a especialistas, callarlos o medicarlos. Después de todo es el camino fácil para liberarse de la carga que implica tener a un niño que no se adapta a los patrones sociales, a los estándares “normales” y huir de la invitación de despertar que estos grandes maestros traen.

Los-niños--pequeños-maestros

Tus sombras.

A menudo me preguntan para que mirar las sombras, pasado o historia, seria sufrir sin necesidad ¿Acaso pensar en lo que ya paso, no significaría  vivir resentida con el pasado?

Mucha de las circunstancias, comportamientos o conductas que presentan nuestros hijos ante nosotros, tienen que ver con esa historia no revisada, sanada y revelan las verdaderas sombras del pasado no resueltas. ¿Qué nos decían? ¿Qué pensábamos de lo que nos decían? Observar  como nos trataban, como nos criaron, si viviste abandono, rechazo (con o sin intención) y  emociones reprimidas , esto es lo que realmente te convertirá en padres conscientes . Para crían con amor, contención, paciencia y respeto es necesario ese nivel de despertar y tener la capacidad de verse.

El reflejo de tus procesos espirituales.

Hay ciertas circunstancias que se te han repetido durante  toda tu vida, en forma de jefe, amigos, parejas o padres, la razón por la que se repiten es que no has experimentado una verdadera trasendencia o aprendido lo que tienes que aprender . Ahora son tus hijos un reflejo de aquello que necesitas sanar y difícilmente podrás escapar si quieres críar un niño feliz  . Un ejemplo de esto es el hecho de que el 90% de las madres con exceso de control que conozco o he atendido  tienen niños con un nivel energético (indigo, cristales, arcoíris)  que no permiten un NO como respuestas, que siempre están buscando otras verdades, no se adaptan a la sociedad o niños que posiblemente serán etiquetados con el diagnostico que este de moda, actualmente el TDAH (trastorno de deficit de atención) ¿Será que el mensaje para esas madres es aprender a soltar el control y que la vida no es perfecta?

Cambiando Paradigmas.

Una vez te des cuenta que son tus hijos tus grandes maestros, dejes fluir ese espíritu libre, te preguntes constantemente el para que de sus comportamientos, escuches con atención sus peticiones y observaciones, te des cuenta que ellos reflejan tu pasado y presente, incluso que son respuesta de tu historia familiar, en ese momento surgirá un  cambio de paradigma que dará grandes resultados en tu vida y en el alma de tu pequeño, podrás respetar eso que otros critican o que algunos maestros juzgan de “anormal” o diferente, podrás estar de su lado, apoyando su crecimiento y acompasarlo a ser y cumplir esa gran misión que tienen para esta tierra.